Cojines de lactancia

Los cojines de lactancia es un complemento que se utiliza fundamentalmente para la alimentación de los bebés. Este tipo de almohadilla de lactancia se ha hecho tan popular en los recientes años y es utilizado por numerosas madres. Su beneficio es que el peso del bebé se apoya en el propio cojín. Esto permite liberar el brazo que debería sostener normalmente al bebé y le proporciona mucho alivio y tranquilidad a la madre.

Hay almohadas de lactancia de diferentes formas y medidas. También hay almohadas de distintos materiales tanto en el interior (relleno del cojín) y como en el exterior (funda del cojín). Además, se pueden utilizar de distintas maneras, lo que las hace más versátiles.

La mejores cojines de lactancia para ti

Si te estás preguntando qué almohada de embarazo debes comprar o cómo escogerla, te dejaremos una lista de producto que te gustara.

Tipos de discos de lactancia

Al escoger el adecuado para usted y su hijo, recuerde que hay distintos tipos de cojines lactancia o almohada para embarazadas, lo que determinará su uso:

En forma de herradura o en forma de "U":

En estos casos, el cojín de lactancia se coloca en la cintura de la madre por el costado abierto y se adapta a su contorno, y el bebé se pone encima. Existen en distintos tamaños y de diferente dureza, y otros incorporan una parte levantada, como un reposacabezas para el bebé. Son muy manejables y se pueden sacar de la casa con bastante facilidad.

En forma de churro o serpiente:

Es un cojín largo y totalmente abierto, que normalmente tiene un relleno más esponjoso y por lo tanto muy adaptable. A causa de su tamaño, es un poquito más difícil de manipular, de transportarlo o de utilizarlo en cualquier lugar. También se le conoce como cojín de embarazo ocojin lactancia viscoelastico, por sus posibilidades de uso durante el embarazo.

Los cojines de maternidad con forma alargada son también muy prácticos durante el embarazo.

Una vez que haya elegido la forma, puede escoger otros extras, ya que las empresas de cuidados infantiles están ofreciendo cada vez más cojines de lactancia que son más funcionales. Hay modelos diseñados ergonómicamente, con protecciones contra fugas de líquidos (como la regurgitación o las posibles fugas de pañales) e incluso con bolsillos para almacenar diferentes objetos. La gran mayoría de ellos también son antialérgicos y cuentan con fundas lavables.

Las desventajas de los cojines de lactancia

Uso inadecuado

A diferencia de los accesorios que se utilizan para la mejora de la postura de la madre y el bebé, el mal uso puede tener el resultado contrario. Siempre preste mucha importancia a la selección del modelo de cojín, su talla y su consistencia.
Una mala selección se puede convertir en una inadecuada técnica de alimentación si el bebé está muy arriba o muy debajo en comparación con la altura del pecho. Además, hay que prestar mucha atención a la colocación de la cabeza de su bebé para que pueda amamantar adecuadamente.

Una dependencia excesiva

Sería también un inconveniente si la madre se acostumbrara a la comodidad del cojín y en su falta no supiera cómo amamantar a su hijo en la postura correcta.

Ventajas de un verdadero cojín de lactancia

Comodidad y ergonómico.

La mayor ventaja de este tipo de cojín es ante todo para la madre. Previene muchos problemas de espalda o malas posiciones que suelen manifestarse en numerosas madres a lo largos de los meses. Hay que tomar en cuenta que el bebé es amamantado con regularidad y si no se realiza con una correcta postura del cuerpo, a la larga nos vamos a encontrar con un problema, al menos musculares.

Es una buena técnica de alimentación de pecho.

Hay niños que se amamantan rápidamente y otros que se mantienen en la teta media hora cada vez. Cuando se extienden estos tiempos, es fundamental mantener una buena postura en todo momento, no sólo al comienzo.

El acolchado de lactancia actúa como soporte en esta tarea, disminuyendo el peso que soportamos en los brazos y obteniendo, al final, una mejor postura para el bebé y la madre. De esta manera, el bebé estará a la medida para alcanzar el pezón sin problemas, consiguiendo una mejor succión.

Esto ayuda en el período de postparto.

Si ha sido sometido a una cesárea, podrá apreciar el cojín que se coloca en medio de la cicatriz y el bebé. De esta forma, el peso será amortiguado y sentirá menos incomodidad. Por otro parte, esto también puede ayudar en los momentos de episiotomía. Durante sus primeros días, puede utilizar el cojín como un asiento, hasta que las puntadas sean un poco menos dolorosas. No obstante, necesitará un segundo cojín para su hijo…

También puede comprar:

Cojines de colores:

Subir

En cumplimiento de la Ley 34/2002 de 11 de julio de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSICE), te informamos de que este sitio web pideturemedio.com utiliza cookies. Más información