Saltar al contenido

Almohada de látex

Todos conocemos las típicas almohadas de fibra, esas que con el tiempo se deforman y tenemos que cambiar casi de manera constante. Si esto para ti es un problema y deseas una solución rápida y económica entonces tenemos para ti las almohadas de látex.

Atrévete a probar estas novedosas almohadas que destacan por su durabilidad, resistencia al uso y por mantener su forma durante mucho más tiempo que las almohadas convencionales. Si quieres consultar cuáles son las mejores almohadas de látex natural que puedes comprar puedes hacerlo aquí:

¿Qué son y para qué sirven las almohadas de látex?

Son almohadas elaboradas con látex, un polímero natural extraído de un árbol tropical. Por supuesto, no todas las almohadas pueden emplear látex 100% natural por su precio, peso y densidad elevados, sino que es común que mezclen látex sintético con el natural.

Esta sustancia es muy resistente, flexible y elástica, lo que le permite ofrecer un rebote muy cómodo y una adaptabilidad al cuerpo únicas. El látex también se utiliza para otros productos destinados al descanso, como los colchones, así que puedes imaginar la extensa vida útil que pueden tener este tipo de almohadas.

Ventajas de una buena almohada de látex

Al comprar una almohada de látex puedes disfrutar de las siguientes ventajas:

Son muy higiénicas

Su estructura única no permite la acumulación de ácaros del polvo y restos de piel, esto lo convierte en un material higiénico e hipo-alergénico.

Ya no deberás preocuparte porque el peso de tu almohada lo conformen bichos y suciedad, el látex tu almohada no acumulará ningún tipo de habitante indeseado ni te provocará reacciones alérgicas.

Temperatura

Son almohadas muy frescas, incluso más que las almohadas viscoelásticas. Esto se debe a que no se pegan a tu cabeza y cuello y que su estructura está perforada para que el aire circule en su interior. Algunas incluyen un gel térmico especial e incluso cuentan con relieve 3D para una mayor aireación al dormir.

Desventajas de las almohadas de látex

Por supuesto, ninguna almohada es perfecta e incluso las almohadas de látex presentan pequeñas desventajas:

Olor

Las almohadas de látex pueden desprender un aroma característico durante las primeras horas y días después de ser desembaladas. No es un olor tóxico, pero puede ser molesto.

No es moldeable

No puede ser moldeada como lo harías con una almohada tradicional o una viscoelástica, esto se debe a que el látex tiene una alta resistencia y flexibilidad por lo que siempre mantiene su forma original.

Por supuesto, esto brinda un mejor soporte al cuello y a la cabeza y se convierte en una gran ventaja para tu salud, solo debes escoger cuidadosamente la almohada cuya altura se adapte a ti.

Precio

Su precio puede ser elevado si lo comparas con almohadas de otros materiales, pero si comparas su vida útil te darás cuenta que una almohada de látex puede durar años contigo subsanando su costo perfectamente.

¿Qué quiere decir esto? Que en el tiempo de vida de una almohada de látex puedes comprar varias de fibra o algunas pocas de viscoelástica, si consideras todo el dinero que gastarás en ellas descubrirás que una almohada de látex no es tan costosa.

¿Por qué debo usar una almohada de látex?

Las almohadas de látex pertenecen al grupo de las almohadas con relleno sintético y son especialmente recomendadas a quienes tienen la costumbre de dormir de lado. Son almohadas firmes, pero cómodas y con una gran transpirabilidad. Su precio puede ser asequible si son de material no orgánico y algo más elevado si cuentan con látex vegetal.

Su firmeza las hace la mejor opción para adaptarse a tu cuello y hombros y pueden adaptarse a tus movimientos al dormir.

En el mercado puedes encontrar almohadas de látex con firmezas diferentes, alturas y formas. Una buena almohada de látex debe acoger tu cabeza y aportarle un buen soporte debido a que es muy flexible. El uso de este tipo de almohadas puede ayudar a aliviar cualquier punto de presión en el cuello y en la cabeza.



Este tipo de almohadas también son duraderas, el tiempo y el uso constante no alteran sus propiedades por lo que son una inversión a largo plazo que valorarás por mucho tiempo.

Y aunque puedan parecerte muy calurosas por tener un material elástico y de goma, estas almohadas cuentan con canales que permiten la circulación del aire y la evaporación de la transpiración al dormir, lo que brinda una sensación de agradable frescor en la cabeza.

Si eres alérgico estas almohadas son tu mejor alternativa, ya que en ellas no se acumulan los ácaros ni el polvo, principales responsables de las alergias y enfermedades respiratorias.

Consejos para elegir la mejor almohada de látex para ti

Si te has decidido a comprar una almohada de látex debes de tomar en cuenta las siguientes recomendaciones para elegir la que mejor se adapte a ti:

Soporte

Las almohadas de látex se adaptan al usuario y ofrecen un gran soporte, pero debes elegir si deseas una almohada rígida o más suave. Si no te mueves al dormir y buscas un buen soporte, elige almohadas más rígidas. Si te mueves mucho, elige una almohada más suave.

Altura

De ella depende tu comodidad y postura al dormir. Si duermes bocarriba lo normal es elegir una almohada de 12 cm de altura, si duermes bocabajo debe medir unos 10 cm para no forzar tu cuello y si duermes de costado debe tener unos 15 cm de altura para mantener alineada tu espalda y tu cuello.

Si no te sientes seguro con estas medidas siempre puedes pararte de costado contra una pared, apoya el hombro en ella y mide la distancia que queda entre la pared y tu cabeza, esa es la altura que debe tener tu almohada de látex.

Fundas

Debes comprobar que tu almohada admita diferentes tipos de fundas o que sea desfundable para poder mantener la higiene de la almohada y evitar infecciones con hongos, bacterias y ácaros.

Precio

Puedes encontrar almohadas muy baratas por menos de 8€, estas son las más recomendables si no tienes un gran presupuesto. Son adecuadas para usos eventuales y no son de gran tamaño.

También encontrarás modelos de más de 8€, de gama alta y media con características especiales para mejorar tu posición y comodidad al dormir.

¿Cómo cuidar tu almohada de látex?

Si ya tienes tu almohada de látex ten en cuenta lo siguiente:

  • Tan pronto llegue a casa debes desembalarla y dejarla airear lejos del sol por un día entero para que el olor a látex desaparezca.
  • Evita que entre en contacto con el sol porque perderás todas las propiedades beneficiosas del látex.
  • No permitas que se empapen por completo, solo debes lavar la funda. Si quieres lavarla porque tiene alguna mancha, puedes hacerlo a mano, con un paño humedecido en agua y detergente suave, frota en círculos, enjuaga el paño, escúrrelo y vuelve a frotar para retirar el detergente. Repite este último paso hasta que no queden rastros de detergente y déjala secar.
  • Si con el uso constante ha cogido un olor poco agradable solo debes dejarla airear junto a la ventana, por supuesto, evita que le dé el sol.

También puede comprar:

Almohada de látex

Necesitas una almohada de látex 100% natural. tenemos los mejores tipos de almohada que anda buscado, y lo que tienes que hacer para cuidar tu almohada

SKU del producto: 009

Moneda del precio: EUR

Producto disponible: https://schema.org/InStock

Puntuación del editor:
5
Optimized with PageSpeed Ninja